Factura Electrónica con Clipper

Un cliente tiene implementado en varias empresas un Software ERP que desarrolló hace años en el lenguaje Clipper.

Convencido de que Clipper está obsoleto y que carece de las funcionalidades necesarias para poder implementar facturación electrónica, decidió migrar su Software a PHP.

En eso llevaba varios meses, para lo cual había contratado a un joven programador con conocimientos de PHP. De hecho, tras la primera semana dejamos integrado su nuevo Software en PHP con el servicio de SuperFactura. Sin embargo, tal como supuse desde un inicio, la migración no resultó sencilla y su nuevo Software no incluía todas las funcionalidades de su versión original en Clipper.

La semana pasada me llamó y me dijo preocupado “No voy a alcanzar. Aún me falta migrar varios módulos sin los cuales mi nuevo Software no podrá comenzar a operar en la empresa”.

A pesar de que ya la he había ayudado a integrar su nuevo Software en PHP con la API de SuperFactura, le pregunté “Oye, ¿pero porque no mantienes tu Software en Clipper y lo integras con SuperFactura?“…plop.

Dicho y hecho. Le expliqué que la opción más sencilla era generar un archivo de texto desde su Software en Clipper y utilizar la API SuperFactura para integrar otros lenguajes para enviar el DTE al SII.

No se que habrá pasado con el programador PHP que contrató o si algún día terminará de migrar su Software de Clipper a PHP, pero por lo menos ya solucionó su cacho de incorporar facturación electrónica en su Software y tener a sus clientes facturando a tiempo.

Facturar con Software Propio

Generalmente, la facturación es sólo una parte de un sistema, y la mayoría de las empresas ya cuentan con algún software o ERP que hace mucho más que facturar. Incluso, es muy probable que su Software opere de una forma específica, diseñado a la medida de su empresa.

La mayoría de las soluciones de facturación electrónica que hemos visto en el mercado ofrecen un software que quizás es superior a la solución gratuita que ofrece el SII, el portal MIPYME, pero que no le llega ni a los talones al Software Propio o ERP que fue diseñado y continuamente adaptado de acuerdo a la realidad de su empresa.

Así, muchas empresas se encuentran con el problema de que todas las soluciones de facturación electrónica que se publicitan en los medios con atractivas fotos y mensajes, en realidad ninguna les sirve, porque tendrían que cambiar su Software Propio por él que les ofrece el proveedor de facturación electrónica, o porque tendrían que trabajar en ambos y redigitar la factura a mano.

Esto claramente sería un despropósito, porque lo que las  empresas requieren es una solución de facturación electrónica que se integra directamente con el Software Propio que ya está usando la empresa.

Para estos proveedores, el costo de integrar la factura electrónica en un Software Propio es tan alto en horas hombre de ingeniería, que su estrategia es ofrecer un nuevo software ya integrado, y tratar de reemplazar el Software o ERP que utiliza actualmente la empresa.

En realidad, el mercado no ofrece facturación electrónica, sino un ERP genérico que incluye facturación electrónica.

Después de 15 años implementando sistemas en empresas, tengo más que claro que, por muy imperfecto que sea el Software de su empresa, reemplazarlo por uno nuevo no es tarea sencilla, pues involucra cambiar muchas cosas ya arraigadas en la organización. Y la verdad es que, por muy bonito que sean las fotos de los avisos para promocionar estas soluciones con facturación electrónica, ningún Software genérico puede reemplazar el Software que fue diseñado y mejorado para su empresa durante años.

Más vale diablo conocido, así que lo que se debe hacer no es cambiar de Software, sino integrarlo.

Para esto, existen algunos proveedores que ofrecen un servicio de integración que vale aprox. $2.000.000 de pesos, como también otros que por menos ofrecen un servicio de apoyo de la integración. Pero dado que realmente el producto estrella que lanzaron al mercado para aprovechar la fiebre de la factura electrónica era otro, un software nuevo ya integrado que no entrega mucho más valor que el portal MIPYME del SII, ocurre que realmente no les resulta atractivo comercialmente ni tienen la capacidad para realizar proyectos de integración de sus servicios de facturación electrónica con el Software que tiene cada empresa.

Como consecuencia, los proyectos de integración se dilatan por varios meses y varias empresas tendrán el problema de que no podrán comenzar a facturar en forma electrónica con sus Software el 1° de agosto de 2016, fecha en que entrará en vigencia la obligatoriedad para la mayoría.

A diferencia de las otras soluciones de facturación electrónica que existen en el mercado, SuperFactura se enfoca precisamente en entregar una solución que se integra con el Software de su empresa. Para esto, se les entrega una API de programación (la API de SuperFactura) y un servicio de apoyo al informático de la empresa, para que integre la facturación electrónica con el Software de la empresa en forma sencilla y rápida.

El servicio de SuperFactura es además una solución completa que incluye todo lo necesario: generación y envío de libros de compra y venta en forma automática, acuses de recibo, timbraje electrónco automático, generación de documentos PDF, plataforma web para visualizar y administrar documentos e incluso la certificación del Software integrado ante el SII.

Y todo esto, al mejor precio del mercado: sólo 1,5 UF + IVA mensuales.